Cargando contenido

Noticias gays


Cautela ante nuevo tratamiento contra VIH que ya podría haber sido efectivo en un paciente2016
08
Oct

Cautela ante nuevo tratamiento contra VIH que ya podría haber sido efectivo en un paciente

Un británico de 44 años se convierte en la primera persona que logra curarse por completo del VIH a través de un tratamiento probado por cinco universidades británicas, el segundo del mundo si tenemos en cuenta el denominado «paciente de Berlín» que pudo haberse curado por la combinación de una terapia contra el cáncer y un transplante de médula.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Un pionero método probado en el Reino Unido ofrece grandes esperanzas en la lucha contra el VIH en el momento en el que uno de los voluntarios que se han sometido al tratamiento no muestra actualmente rastro alguno del virus en su sangre. Si bien es el primero que podría demostrar la efectividad de este método, sería el segundo paciente que podría haberse curado desde que hace siete años el denominado «paciente de Berlín» lo consiguiera por la combinación de un tratamiento contra el cáncer y un trasplante de médula.

El «paciente de Berlín»

De origen estadounidense, Timothy Ray Brown se somete en 2007 a un trasplante de médula ósea de un donante que posee una mutación denominada delta 32 en la molécula CCR5, una molécula que hace sus células resistentes a la infección del VIH. Esta operación tiene lugar después de someterse a varias sesiones de radioterapia y quimioterapia para tratar una leucemia mieloide aguda que también padece, consiguiendo erradicar tanto el cáncer como el VIH.

«Para entrar a una célula el virus requiere de la presencia de dos moléculas: el receptor CD4, de la membrana celular del linfocito CD4, y de un correceptor, normalmente el receptor de quimiocinas CCR5 (…). Pero una población muy baja de individuos a nivel mundial tiene una mutación en este correceptor denominada delta 32, porque hay una mutación de 32 aminoácidos en la proteína generada. Se sabe que esta mutación impide la entrada del VIH a las células», declara el biólogo Gonzalo Salgado Montes de Oca, explicando que la erradicación del virus puede haberse debido a la combinación de la terapia y el transplante. Un extraordinario caso que está siendo estudiado para conocer la razón exacta detrás de su increíble recuperación.



El tratamiento «kick and kill»

Las cinco universidades más importantes del Reino Unido, Oxford, Cambridge, Imperial College, University College y King’s College han sometido a 50 pacientes a un novedoso tratamiento que han denominado «kick and kill» (patear y matar, español), que consta de dos fases. La primera fase consiste en la administración de fármacos antirretrovirales en combinación con otro medicamento que ayuda a reactivar las posibles reservas del virus en el cuerpo a fin de que, durante la segunda etapa del proceso, se pueda inyectar una vacuna que induzca al sistema inmunológico a destruir todas las células infectadas con el VIH.

Los resultados preliminares han sido realmente satisfactorios, mostrándose totalmente efectivos en un paciente británico que no muestra actualmente rastro alguno del virus en su sangre. Sin embargo, tanto desde las universidades como desde el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), advierten que es pronto para hablar de una vacuna totalmente efectiva, dado que aún existe la posibilidad de que el virus resurja, y actual presencia de fármacos en el organismo del paciente no permite afirmar que haya desaparecido por completo el rastro del virus.

«Se trata de uno de los primeros intentos de verdad de lograr una cura completa del VIH (…). Estamos estudiando una posibilidad realista de curar el VIH, un reto inmenso. Aún es pronto, pero los progresos han sido fenomenales», declara Mark Samuels en representación del Instituto Nacional de Infraestructuras de Investigación Sanitaria.

De las 50 personas que forman parte de este estudio, sólo se ha aplicado este tratamiento a 39 de ellas. Todos son pacientes infectados recientemente por el VIH, cuya carga vírica es baja y aún no ha causado daños graves en su sistema inmunitario. Uno de estos voluntarios, un paciente de 44 años de edad, ya no presenta signos de presencia del virus en la sangre, aunque todavía es demasiado pronto para afirmar categóricamente que está curado, al menos hasta que desaparezcan por completo los rastros de los fármacos de su organismo. De confirmarse, ofrecería grandes esperanzas a las treinta y siete millones de personas de todo el planeta que sufren por esta enfermedad y el estigma que conlleva.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


2
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.