Cargando contenido

Noticias gays


Demandan al estado de Tennessee por modificar ley de custodia para perjudicar a parejas del mismo sexo2017
10
May

Demandan al estado de Tennessee por modificar ley de custodia para perjudicar a parejas del mismo sexo

Cuatro parejas de mujeres legalmente casadas presentan una demanda contra el estado de Tennessee por aprobar la modificación de una ley con la única intención de mermar los derechos de custodia de los miembros no gestantes de una pareja del mismo sexo.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Cuatro parejas de mujeres legalmente casadas presentan una demanda contra el estado de Tennessee por la aprobación de una ley que podría violar el derecho a la custodia de sus hijos. Embarazadas, las cuatro parejas esperan dar a la luz a lo largo de este año pero, según la ley firmada por el gobernador Bill Haslam este viernes, 5 de mayo, sus respectivas parejas no podrán convertirse en madres igualmente legales según una modificación del código legal que restringe la paternidad a su significado «natural y ordinario». Una acción respaldada por el Consejo de Acción Familiar de Tennessee (FACT, por sus siglas en inglés: Family Action Council Tennessee), un grupo activista contra el colectivo LGBT.

La abogado Julie Tate-Keith presenta la demanda el mismo viernes, nada más conocerse la aprobación de la denominada Ley «natural y ordinaria», que no parece tener otro objetivo que el de intervenir en un caso de custodia de Knoxville, con la intención de evitar que una mujer pueda reclamar la custodia de un menor que ella y su ex-esposa habrían criado mientras estaban legalmente casadas, pero cuya custodia un juez habría atribuido a la madre biológica sin tener en cuenta so derechos de la otra madre. No se trata de la primera ley homofóbica de Haslam, quien hace un año aprobaba la ley que discrimina a pacientes LGBT, de la misma manera que el senado de Tennessee legalizaba en marzo de este mismo año la discriminación a los empleados homosexuales, bisexuales o transexuales.



La ley modificada está en vigor desde 1977 y establecía que «un niño nacido de una mujer casada como resultado de la inseminación artificial, con el consentimiento del marido de la mujer casada, se considera que es el hijo legítimo del marido y la esposa». Una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de 2015, en el caso Obergefell contra Hodges, extendía los derechos de custodia a parejas del mismo sexo en todo el país, por lo que las cuatro parejas demandantes consideran que debería aplicárseles de la misma manera, considerándose igual de legítima la madre gestante como la que no lo es. Pero la leve modificación de la ley permitiría a jueces y funcionarios negar este derecho a los miembros de las parejas del mismo sexo que no estén relacionados biológicamente con sus hijos.

«Las palabras indefinidas tendrán su significado natural y ordinario», establece el nuevo estatuto, lo que podría llevar a que la interpretación literal de 'marido' y 'esposa' o 'padre' y 'madre', dejando poco margen para las parejas del mismo sexo, aunque Haslam insiste en que no entra en conflicto con el caso Obergefell, lo que lleva a los detractores de la ley a preguntarse los motivos por los que los republicanos y FACT han respaldado esta modificación, cuya respuesta en las propias declaraciones de David Fowler, líder de FACT, quien asegura que esta ley viene a exigir a los tribunales del estado de Tennessee que mantengan una noción «tradicional» de la familia, alentando a jueces como el de Knoxville a restringir los derechos y responsabilidades que se otorgan a las parejas del mismo sexo por el vínculo del matrimonio, opinión respaldada por el senador republicano John Stevens.

La Ley «natural y ordinaria» no sólo perjudica a las familias del mismo sexo a la hora de reclamar la custodia de los hijos en el momento de una separación, sino que también podría suponer un obstáculo para tomar decisiones sobre la atención médica de un menor, reclamar un seguro de vida si el cónyuge fallece, o solicitar la manutención de un ex-cónyuge, lo que haría del matrimonio igualitario en Tennessee una farsa inconstitucional. «La Corte Suprema declaró que los homosexuales podían casarse (…). Si eso tiene que ser significativo, entonces las parejas del mismo sexo tienen que ser tratadas de la misma manera que las parejas de sexo opuesto, y eso significa como cualquier otra persona», declara Tate-Keith, quien espera que la modificación de la ley sea rechazada, reafirmando la igualdad de derechos de custodia a personas de cualquier género y orientación sexual.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.