Cargando contenido

Noticias gays


Dos jugadores de rugby son víctimas de una violenta agresión homofóbica en Buenos Aires2017
02
Dic

Dos jugadores de rugby son víctimas de una violenta agresión homofóbica en Buenos Aires

Dos jugadores del Ciervos pampas Rugby Club son victimas de una violenta agresión homofóbica a manos de un grupo de 8 individuos cuando se disponían a desayunar en un McDonalds de Buenos Aires.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




En la madrugada de este viernes, 1 de diciembre, Jonathan Uriel Castellari y Sebastián Sierra, tras pasar una noche de fiesta, deciden detenerse a desayunar algo antes de volver a casa, para lo que, alrededor de las 6:30 de la mañana, hacen parada en el McDonalds del 3100 de la Avenida Córdoba de Buenos Aires, donde son víctimas de una violenta agresión de carácter homofóbica a manos de un grupo de 8 jóvenes de su misma edad en estado de embriaguez.

Mientras esperan que les entreguen su pedido, un grupo de jóvenes que acaba de entrar en el establecimiento, comienza a mirarles fijamente para pasar a reírse y burlarse de ellos. «Para evitar confrontarlos, Jonny salió al estacionamiento a fumar un cigarrillo y esperar que a que el grupo de homófobos se retirara, pero en cambio, uno lo fue siguiendo aprovechando que estaba solo, lo abrazó y lo alejó del local, y los otros 7 fueron por atrás y comenzaron a golpearlo al grito de 'puto' y demás insultos hasta dejarlo tirado bañado en sangre», explican desde el Ciervos Pampas Rugby Club, fundado hace cinco años para luchar contra la homofobia, «esperando a que se den las condiciones para poder radicar la denuncia policial y judicial de rigor».


Ciervos Pampas Rugby Club - Foto: Uso permitido


«Este violento accionar es el lamentable resultado de la discriminación que aún hoy sufrimos por ser personas LGBT y querer vivir nuestras vidas como cualquier otro ciudadano (…). Tanto Sebastián como Jonathan recibieron golpes por parte de este grupo de violentos y Jonathan actualmente se encuentra hospitalizado en el Sanatorio Güimes, por las lesiones recibidas», declara en un comunicado la Federación Argentina LGBT, de la que el propio Jonathan forma parte, reclamando «una pronta respuesta» por parte de las autoridades, así como que se «encuentre a los responsables de esta violenta agresión».

«Estábamos esperando nuestro pedido, haciéndonos chistes, riéndonos de lo sucedido durante la noche. Hablábamos entre nosotros. En ese momento entró un grupo de 8 chicos, de contextura grande, y notamos que estaban alcoholizados. Nos miraban, hacían chistes, se reían de nosotros», explica Sierra sobre lo sucedido, «eran altos, corpulentos, bastante machitos». Una vez Jonathan estaba en la calle, uno de ellos había salido detrás, «lo abrazó y se lo llevó (…) y cuando salí salió el resto del grupo y le empezaron a pegar y a decir puto y un montón de insultos homofóbicos. Intenté defenderlo pero no pude, después lo soltaron (…). Le pegaron mucho. Quise pararlos y no pude. Ligué yo también, pero nada en comparación a lo que sufrió Jonathan. Cuando lo soltaron lo agarré como pude y justo una enfermera del Sanatorio Güemes (está a dos cuadras del local) estaba tomando un café y le dio los primeros auxilios».


Jonathan Uriel Castellari - Foto: Uso permitido


Según Gastón Llopart, abogado de la pareja, Castellari necesita intervención quirúrgica debido a que tiene una «fractura en el hueso del pómulo derecho de su rostro» y corre el riesgo de perder la vista. Se queja de que Jonathan y Sebastián tuvieron que llamar dos veces a los servicios de emergencia, pero no llegaron a personarse, por lo que ellos mismos tuvieron que desplazarse por sus medios hasta el centro médico, seguidos por el grupo de agresores que continuaban insultándoles y amenazándoles, hasta que el personal de seguridad se encargó de echarlos, asegurando que «harán la denuncia el lunes por la mañana, cuando existan mayores precisiones de lo ocurrido».

Desde el Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo Ciudad Autónoma de Buenos Aires confirman que ya han instado al Ministerio de Seguridad a que solicite las cámaras de vigilancia de la zona con el objetivo de identificar a los agresores. «De lo único que estoy convencido en este momento es que seguiré aportando mi granito de arena para que nunca más nadie tenga que vivir episodios similares», proclama Castellari en su cuenta de Facebook.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


3
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


Me da mucha tristeza toparme con este tipo de noticias, es deplorable y deprimente saber que existen aún personas con tan poca tolerancia a lo diferente y que recurran a la agresión. Me daría mucho coraje que la defensa de los cobardes que hicieron dicho acto argumente que "por el grado de alcohol que tenían no eran consientes de sus actos". Espero de todo corazón la pronta recuperación y justicia.
Por andree_777 - 03/12/2017 9:33

Pienso exactamente igual.Pobre pareja.
Por nenadeluz - 04/12/2017 7:03


Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.