Cargando contenido

Noticias gays


Egipto prohibe a los medios de comunicación aludir al colectivo LGBT, salvo para demonizarlo2017
07
Oct

Egipto prohibe a los medios de comunicación aludir al colectivo LGBT, salvo para demonizarlo

El Consejo Superior de Medios de Comunicación de Egipto emite un comunicado mediante el que prohibe a todos los medios de comunicación la alusión al colectivo LGBT, salvo para demonizarlo y resaltar que la homosexualidad es una «aberración» o una «violación del orden natural».

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




El Consejo Superior de Medios de Comunicación de Egipto prohíbe a los medios de comunicación que se refieran a la purga contra el colectivo LGBT que se está llevando desde que un grupo de jóvenes ondeara una bandera arco iris en el concierto de Mashrou’ Leila, cuyo líder es abiertamente homosexual. En sólo una semana han doblado los arrestos de personas homosexuales, ascendiendo actualmente a más de 60.

En consonancia con la Ley de Propaganda de Rusia o con la reciente normativa adoptada por Indonesia, se ha emitido un comunicado, en el que se refieren a la homosexualidad como una «enfermedad», y a través del que «prohíbe la aparición de homosexuales o sus consignas en los medios de comunicación» en una acción represiva que afecta a todos los medios de comunicación online o impresos, así como en la radio, el cine o la televisión, salvo cuando sea para reconocer «el hecho de que su conducta es inapropiada y se arrepienten de ella». Si bien la homosexualidad no es ilegal en Egipto, las autoridades consiguen a menudo condenas en virtud algunas leyes que sí criminalizan el «libertinaje» y la «inmoralidad».

«La homosexualidad es una enfermedad y una vergüenza que estaría mejor que se mantuviera oculta y no promovida para su divulgación hasta que sea tratada y su deshonra eliminada (…). Esto es para preservar el orden y la decencia pública y por respeto a los valores y las creencias correctas de la sociedad. La promoción de estos eslóganes es también una corrupción de la sociedad que debe ser castigada», declara esta circular que ha sido interceptada por Human Rights Watch.

Según Makram Mohammed Ahmed, presidente del consejo, la homosexualidad «debe ser tratada y eliminada como una enfermedad que se extiende entre los jóvenes (…). Es una enfermedad que se extiende por razones que deben ser expuestas y tratadas (...). Los medios de comunicación deben advertir de los peligros de la enfermedad y las razones de su propagación, no promoverla levantando sus eslóganes y dedicándole banderas y rituales», ni se debe permitir que «aquellos que apoyan la enfermedad propaguen abiertamente este mal sumamente peligroso, traten de pintarlo con una falsa legitimidad y abogan por su reconocimiento como un derecho humano».

«En realidad, es un pecado flagrante que debe ser rechazado y resistido porque contradice el orden natural y representa una aberración de los modos de vida; es un acto de desviación que no debe promoverse. La homosexualidad debe ser rechazada porque, por naturaleza, ayuda a difundir prácticas sociales que corrompen la moral y causan una serie de dolencias peligrosas, la más significativa de las cuales es el VIH / SIDA», sostiene Ahmed pasando a continuación a hacer una acérrima defensa de la familia tradicional, donde se han formado todas y cada una de las personas del colectivo LGBT, al que califica de «aberración», «violación del orden natural», «corrupción», etc., etc., afirmando que no debería tener «ninguna legitimidad legal o social», arremetiendo igualmente contra la sociedad occidental que permite « nuevas definiciones de la familia».

Directora de Medio Oriente y África del Norte de Human Rights Watch, Sarah Leah Whitson ha sido tajante a la hora de condenar esta medida y las palabras del máximo representante del órgano censor de Egipto afirmando que se «debe detener inmediatamente esta represión viciosa contra un grupo vulnerable simplemente por agitar una bandera. La represión no convertirá a la gente gay en una realidad - sólo perpetuará el miedo y el abuso. No hay ninguna razón objetiva o científica para arrojar a la gente a prisión simplemente por su sexualidad. Dadas las detenciones masivas y el clima de temor, la información verdaderamente objetiva sobre este tema y dar voz a las personas LGBT es más importante que nunca».



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
1

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.