Cargando contenido

Noticias gays


El grupo radical ultracatólico, Hazte Oír, lanza campaña transfóbica contra menores de edad2017
28
Feb

El grupo radical ultracatólico, Hazte Oír, lanza campaña transfóbica contra menores de edad

El grupo radical ultracatólico, Hazte Oír, responde a la campaña de Chrysallis con un autobús transfóbico que incita al odio y que, además de cuestionar las leyes aprobadas legalmente por los gobiernos autonómicos, pone en peligro la integridad de los menores de edad que se definen como transexuales.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




«Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen» es el mensaje de una transfóbica campaña puesta en marcha desde Hazte Oír, que desde ayer, 27 de febrero, se puede ver en un autobús que circula por las calles de Madrid en lo que han denominado la ruta «de la verdad». Una campaña que tiene previsto desarrollarse hasta el 12 de marzo con el desplazamiento del polémico autobús a ciudades como Valencia, Barcelona, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria.

«El autobús parece que está causando estupor entre muchos ciudadanos, más que la campaña publicitaria de las ‘niñas tienen pene’», publica Actuall, un medio de comunicación cristiano en el que explican que se trata de una campaña en respuesta a la de Chrysallis, la Asociación de familias de menores transexuales, que buscaba la visibilización y normalización de los casos de transexualidad entre menores de edad y que tan sólo fue cucestionada por Facebook, por una imagen, que no por su mensaje. De hecho, la idea inicial de Hazte Oír era ocupar las mismas marquesinas de San Sebastián, Bilbao, Pamplona o Vitoria que había ocupado la campaña de Chrysallis, pero ante la negativa de todos sus ayuntamientos optaron por fletar un autobús.



Hazte Oír habla

Presidida por Ignacio Arsuaga, Hazte Oír comenzaba a principios de febrero el proceso para desprenderse de su nombre actual para pasar a denominarse CitizenGo, con el objetivo de desvincularse de la mala publicidad que le ha proporcionado la vinculación con la organización secreta El Yunque , colectivo extremista que ejerce influencia en diversos países en contra de los derechos de la mujer y del colectivo LGBT a través de medidas y propuestas contrarias a lo que predica el cristianismo. Entre las actividades más recientes de Hazte Oír destaca el seminario online Comprender y sanar la homosexualidad, impartida por Richard Cohen, en la que se defendía el uso de las terapias de conversión gays. Tampoco es la primera vez que fletan un autobús, ya lo hicieran para promover el voto contra Cristina Cifuentes por su posicionamiento a favor del aborto, entre otras muchas campañas dirigidas directamente contra los derechos del colectivo LGBT.


Ignacio Arsuaga de Hazte Oír - Foto: Uso permitido


Pero el objetivo de su campaña no es sólo responder a la de Chrysallis, sino que aprovechan la propaganda religiosa radical para hacer publicidad de un libro, El libro que no quieren que leas, un libro de adoctrinamiento a través del que denuncian lo que consideran «imposición de las leyes LGTB en las Comunidades Autonómicas», pero que están legalmente aprobadas por sus respectivos gobiernos, cada una con sus diferencias y particularidades en función de su propia realidad. «El tema de la educación afectivo sexual de los menores es delicado, y no se puede imponer por decreto», afirman desde Hazte Oír, apuntando que «respetan» la diversidad sexual.

Jesús responde

«En respuesta a la pregunta que le hacen sobre cuál es el primero de los mandamientos, Jesús responde: «El primero es: ‘Escucha Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas’. El segundo es: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. No existe otro mandamiento mayor que éstos (Mc 12, 29-31)», dice el Catecismo de la Iglesia Católica, que el ciudadano de a pie parece haber entendido más y mejor que los integrantes de Hazte Oír, puesto que no ha tardado en tildar la campaña de «transfóbica», solicitando masivamente su retirada de las calles.


Hazte Oír - Foto: Uso permitido


ARCOPOLI declara

«El daño que causa es enorme, sobre todo a los niños transexuales; es un repudio a los menores, porque las personas más maduras, más adultas, tienen la concepción de que hay personas que no los quieren, pero a un menor le pones de repente un muro», declara Rubén López desde Arcópoli, desde donde estudian denunciar a Hazte Oír, pidiendo que no se escuche a «grupúsculos ultraradicales que no representan a nadie y van en contra de organismos internacionales».



El Ministerio de interior explica

«La terminología ‘delitos de odio’ se ha acuñado para definir a una categoría de conductas que presentan como factor significativo y común la presencia de un elemento motivador, el odio y la discriminación. Los delitos de odio son aquellos incidentes que están dirigidos contra una persona motivados por un prejuicio basado en:

— La discapacidad.

— La raza, origen étnico o país de procedencia.

— La religión o las creencias.

La orientación e identidad sexual.

— La situación de exclusión social.

— Cualquier otra circunstancia o condición social o personal.

Cualquier persona puede ser víctima de un delito de odio, con independencia de que pertenezca al grupo al que va dirigida la hostilidad o prejuicio. Estas acciones pueden efectuarse contra las personas o la propiedad», Ministerio del Interior.



La Plataforma por los derechos trans contesta

«Los esfuerzos que muchas CC.AA. están realizando para la protección y garantía de derechos de la diversidad sexual y de género en sus legislaciones, protocolos de educación y atención sanitaria, no se corresponden con estos impunes actos de odio y fobia hacia las personas trans (…). Es alarmante el alto índice de suicidios en menores trans, que alcanza cerca del 42%, sin olvidar el bullying y acoso al que en muchas ocasiones se ven sometidos estos menores, poner fin a esta grave situación es una responsabilidad social y de nuestros gobernantes», declara Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans, donde han recibido esta nueva campaña de Hazte Oír «con estupefacción e indignación».


Leyes de adoctrinamiento sexual - Foto: Uso permitido


Según su plataforma, esta campaña campaña surge ante la impunidad de una denuncia interpuesta por ellos mismos el 26 de noviembre del año pasado ante el Fiscal General del Estado, por incitar al odio y fomentar la discriminación hacia las personas LGTBI tras poner en marcha la campaña «Las leyes de adoctrinamiento sexual». Por eso exigen «la intervención del Fiscal General del Estado», dado que no hubo respuesta ni se produjo acción penal alguna ante su denuncia previa, condenando esta «nueva llamada al odio hacia las personas trans, que ahora circula en forma de un autobús ‘transfóbico’ por las principales ciudades españolas y solicitamos una pena por incitación al odio, además de pedir a instituciones, partidos políticos, organizaciones sociales y entidades LGTBI que se posicionen públicamente al respecto.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.