Cargando contenido

Noticias gays


Un reverendo escocés anima a rezar para que el príncipe de Cambridge sea homosexual2017
03
Dic

Un reverendo escocés anima a rezar para que el príncipe de Cambridge sea homosexual

Un reverendo escocés, Kelvin Holdworth, anima a sus feligreses a rezar para que el príncipe de Cambridge, George Alexander Louis Windsor, sea homosexual con el objetivo de que el matrimonio igualitario sea aceptado por la Iglesia Anglicana.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Con apenas 4 años de edad, el príncipe de Cambridge, George Alexander Louis Windsor, es el tercero en la línea de sucesión al trono y ya sigue la tradición familiar y se convierte involuntariamente en noticia a petición de Kelvin Holdworth, sacerdote de la Iglesia Episcopal de Escocia y rector de la Catedral de Santa María de Glasgow, quien ha proclamado su deseo de que el primogénito de los duques de Cambridge, William Arthur Philip Louis Windsor y Catherine Elizabeth Windsor, sea gay con vistas a que ejerza la influencia necesaria para normalización del matrimonio igualitario en el Reino Unido.

A pesar de que la Iglesia Anglicana ha promovido diversas iniciativas en apoyo al colectivo LGBT, como solicitar al gobierno británico la prohibición de las terapias de conversión, lo cierto es que su postura sigue siendo tradicionalmente reaccionaria en lo que al matrimonio igualitario se refiere, señalándoles un informe reciente como responsables del suicidio y enfermedades mentales entre personas homosexuales y bisexuales, a pesar de que algunos de sus miembros, como el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, consideran que se debería replantear esta posición. Al contrario, la Iglesia Episcopal escocesa se ha reconocido por su progresismo, no sólo al estar a favor de las bodas entre personas del mismo sexo, sino que tampoco tienen problemas en casar a personas divorciadas, siempre «en circunstancias extraordinarias».



Lo que Holdworth propone en una entrada de su blog, publicada este viernes, 1 de diciembre, es «rezar, en la privacidad de sus corazones (o en público, si se atreven), para que el Señor bendiga al príncipe Jorge con el amor, cuando crezca, de un buen caballero joven», con el objetivo de que la Iglesia Anglicana acepte finalmente las bodas gays. Porque según su punto de vista, «una boda real ayudaría a solucionar las cosas de manera remarcablemente fácil, aunque tendríamos que esperar 25 años a que eso ocurriera».

Una propuesta recibida con indignación por parte de figuras como el antiguo capellán de la reina Elizabeth II, Gavin Ashenden, quien no ha tardado en tildar la plegaria de «desagradable y desestabilizadora», comparándola con una «maldición», sobre todo teniendo en cuenta las expectativas de que se convierta en rey algún día, para lo que sería necesario que «produzca un heredero biológico con una mujer a la que ame. Es el equivalente teológico de la maldición de un hada malvada de los cuentos».

De cumplirse el deseo del reverendo Holdworth, el príncipe George siempre podría recurrir al asesoramiento del primo de su abuela, Lord Ivar Mountbatten, que hablaba públicamente de su orientación sexual el pasado septiembre, convirtiéndose en el primer miembro de la casa real británica que sale del armario como homosexual, aparte del hecho de que su abuela habría estado evidentemente encantada.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.