Cargando contenido

Noticias gays


Un soldado asegura ser víctima de acoso e insultos homofóbicos en el ejército chileno2016
27
Sep

Un soldado asegura ser víctima de acoso e insultos homofóbicos en el ejército chileno

Alberto Morales es un soldado del ejército chileno que asegura le han obligado a firmar la baja voluntaria coaccionado tras enfrentarse a sus superiores por los constantes insultos homofóbicos a los que le estaban sometiendo.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Con el apoyo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH), el soldado Alfredo Morales Celedón , de 22 años de edad, denuncia públicamente este lunes, 26 de septiembre, que sus compañeros y superiores le habrían estado sometiendo a acoso y agresiones verbales de carácter homofóbico debido a su orientación sexual, anunciando su intención de emprender acciones legales en la que sería la primera denuncia de este tipo contra el Ejército chileno.

«Me he sentido menoscabado y humillado. En ningún documento del Ejército dice que un homosexual no puede ser soldado. Quise seguir la profesión de mi abuelo, que era militar, pero me encontré con constantes abusos por mi orientación sexual que me mantuvieron en muchas ocasiones con licencia psiquiátrica», ha declarado Morales, quien se incorporó al ejército con el apoyo de sus familiares hace dos años, alcanzando el rango de soldado de tropa profesional en abril del 2016, siendo destinado en la Brigada Acorazada La Concepción, en Antofagasta.

El soldado asegura que trataron de coaccionarle para que firmara su baja voluntaria como militar tras enfrentarse a sus superiores, quienes le acusaron de indisciplinado. Al negarse a firmar, le comunican que le despedirían a final de este mes. «Yo no voy a firmar mi baja, pero tampoco volveré al Ejército, pues es claro que habrá represiones», explica Morales, asegurando que hay otros militares en su misma situación.

Si bien al principio le habían destinado en el área de telecomunicaciones, posteriormente le trasladan al casino, en funciones de mayordomo, donde sufre los insultos de sus compañeros, lo que le lleva a la depresión. « Mis compañeros me tiraban besos, me decían 'maricón', 'caballo', 'córtate las uñas'. Por eso, estuve mucho tiempo con licencia médicas y psiquiátricas, lo que perjudicó además mis estudios de enseñanza media», asegura el soldado, señalando que un comandante sostenía que los homosexuales no pueden formar parte del Ejército, mientras que una capitana le trataba de «maricón y se burlaba de mi (...). A uno lo dejé hablando solo y a la otra le exigí disculpas. Estas quejas las consideraron una indisciplina y lejos de ayudarme, de sancionar a los responsables, me exigieron que firmara mi baja. Me negué, y por eso, dijeron que me despedirán a fin de mes».

Rolando Jiménez, director del área de derechos humanos del Movilh, explica que han enviado una carta al jefe del Ejército, Humberto Oviedo, el pasado 27 de julio en la que denunciaban los hechos y solicitaban una investigación y sanciones contra los responsables. El Comandante de la 1ª División de Ejército, Sergio Retamal Rubio, toma declaración al soldado Morales, pero no han enviado los resultados de la investigación al Movilh, que asumirá su representación legal. «Iremos a tribunales sí o sí, sólo estamos evaluando cual será la acción legal más oportuna para enfrentar el abuso», asegura Jiménez.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


3
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.