Cargando contenido

Noticias gays


Una pareja de lesbianas sufre una violenta agresión de una pareja heterosexual en Nuevo México2017
18
Mar

Una pareja de lesbianas sufre una violenta agresión de una pareja heterosexual en Nuevo México

Una pareja de lesbiana es víctima de una violenta agresión sin provocación previa por parte de una pareja heterosexual con la que habían coincidido en un restaurante de sushi de Santa Fe, en Nuevo México.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Haley Pryor y Amelia Kathryn Allen son una pareja de Sante Fe que han sido víctimas de una violenta agresión a manos de una pareja heterosexual. La pareja había disfrutando de su cena en Kai Suhi el sábado pasado, 11 de marzo, y estaban ya esperando que les llevaran la cuenta cuando un hombre y su esposa, de unos cuarenta y tantos años, se les quedan mirando fijamente. Molestas por la actitud, Allen les pide que dejen de mirarlas, a lo que el individuo les dedica una peineta. «¿A qué viene eso? ¿Qué hemos hecho para merecer eso? ¿Cuál es tu problema con nosotras?», le pregunta Pryor, pero el individuo niega haberles hecho nada y les amenaza con llamar a sus padres como si fueran niñas.

Alteradas por la escena, Allen y Pryor abandonan el restaurante con la intención de volver a su casa, pero la pareja sale también del establecimiento. Ambas parejas se suben en sus respectivos vehículos y cogen el mismo camino. Allen y Pryor están hablando de informar del incidente a la policía cuando se ven obligadas a detenerse detrás de la otra pareja, que se había parado en un Stop: «se lo tomaron como la señal para ‘darnos una lección’ (…). Se bajaron de su camión, haciendo gestos amenazantes y se acercaron a mi vehículo. Katt y yo abrimos nuestras puertas también, pero nunca nos alejamos de nuestro vehículo», explica Pryor.

Según su versión de los hechos, la mujer se acerca a Allen advirtiéndoles que no sabían con quien se estaban metiendo y que su marido se iba al día siguiente a Afganistan. Pryor se pone delante de Allen, sin llegar en ningún momento a tocar a la mujer y le pide que no toque ni su coche ni a su novia. En ese momento es cuando le propina un puñetazo, acercándose entonces también su marido, quien le pega otro puñetazo. «Lo siguiente que recuerdo es que estaba en el suelo, debajo del hombre y su mujer estaba forcejeando con Katt», explica Pryor.

A partir de ese momento las dos parejas se enzarzan en una violenta pelea en la que ni siquiera su agresor masculino tiene en cuenta que está golpeando a dos mujeres, llegando a ahogar con sus manos a Pryor hasta que se desmalla. A juzgar por sus heridas y moratones, Pryor etá convencida de que su agresor continúa golpeándola cuando está inconsciente. Mientras tanto, Allen se las veía con la esposa de este. En el momento en que recupera la consciencia, Pryor se aleja del lugar comienza a gritar, momento en que la pareja decide huir, abandonándolas a su suerte.

A pesar de que no llegan a hacer referencia a su orientación sexual, al menos no en el restaurante, Allen y Pryor están convencidas de que se trata de una agresión homofóbica, basada en el aspecto ambiguo de Pryor. La policía investiga el caso con agravante por la agresión. El propietario de Kai Sushi no ha podido aportar datos que conduzcan a la identificación de la pareja, ni su establecimiento dispone de cámaras de seguridad que pudieran ayudar en su búsqueda. Los únicos datos que disponen son que la pareja circulaba en un Ford F-150 de cuatro puertas y de color rojo y plateado, con una matrícula que inlcuye las letras LGR.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.